Domicilia Pagos

Interesa poco a usuarios domiciliar pagos
El bajo nivel se presenta pese a que constituye una opción práctica y de gran ayuda, al evitar el uso de efectivo

 A pesar de las ventajas que ofrece la domiciliación de pagos a los usuarios de servicios financieros, en México esta alternativa se ha mantenido fuera del interés de los consumidores.

   De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) , la domiciliación conserva un bajo nivel de penetración, con sólo 2.0 por ciento de las 5.7 millones de operaciones que se realizan en promedio cada día.
   En tanto, la participación de tarjetas de crédito y débito en comercios o establecimientos con terminales punto de venta ha subido de 30 a 40 por ciento de 2005 a 2009, y el uso de transferencias electrónicas de 26 a 36 por ciento en ese lapso.
   El bajo nivel de domiciliación se presenta pese a que constituye una opción práctica y de gran ayuda en la vida del usuario, al evitarle uso de efectivo o desplazarse a una sucursal o establecimiento para hacer determinados pagos, con el consecuente tiempo y costo que ello implica.
   La Condusef explica que la domiciliación bancaria permite al titular de una cuenta de cheques, de nómina, tarjeta de débito o crédito, entre otras, autorizar al banco cargue de forma automática a esa cuenta recibos o facturas por los servicios que presente algún proveedor.
   Con esta opción, los usuarios de los servicios financieros podrían pagar en automático, por una vez o por tiempo indefinido, servicios como la luz, el teléfono, la televisión restringida, la colegiatura, entre muchos otros.
   También permite habituar al usuario a manejar un presupuesto mensual de gastos para que, llegada la fecha, siempre se tenga saldo suficiente en la cuenta y pueda hacerse el cargo correspondiente.
   En fecha reciente el Banco de México emitió diversas reglas para facilitar tanto la contratación del servicio de domiciliación, su cancelación, así como procedimientos más sencillos y rápidos de reclamación por cargos no reconocidos, para dar al usuario mayores niveles de seguridad.
   Si un usuario teme domiciliar sus pagos ante un posible cobro indebido y que no exista forma de proceder, la Condusef aclaró que dado el caso se presenta la queja al banco y éste deberá abonar a la cuenta del usuario, a más tardar al día siguiente a la fecha del reclamo, el importe del cargo.
   Sin embargo, queda bajo la responsabilidad del usuario aclarar con el prestador del servicio si el importe es correcto o no, ya que 'el banco es sólo un cobrador para el prestador del servicio y un facilitador para el pago por parte del usuario'.

¿A UN NO DOMICILIAS TUS PAGOS?¿ QUE ESPERAS? YO TE LO RECOMIENDO